Click here to see all the info about V Atun Cup in English.

Historia de la AMJ

Escrito el 10 Octubre 2012

El Jugger en Madrid, desde los albores hasta hoy

El Jugger en Madrid nació cuando un grupo de universitarios y compañeros de los mismos decidieron poner a prueba un deporte que vieron en un foro de Zaragoza que practicaban un extraño juego con armas llamado "jugger". Basándose en los tutoriales que encontraron por internet, tanto de zaragozanos como de alemanes, elaboraron sus propias armas y comenzaron entrenar entre ellos consolidandose como Spuggers (Spartan juggers). Tras un entrenamiento partieron al primer nacional de jugger que se celebró en Magallón (Zaragoza).

Una vez convencidos y enganchados a ésto, conocieron otro núcleo de gente que empezaba a practicar jugger en el Campo de las Naciones y empezaron a entrenar juntos. Hoy día, el Campo de las Naciones es el lugar de reunión de todos los madrileños que domingo tras domingo convergen para practicar y estrechar lazos. Con el tiempo, esa gente desistió y llegaron nuevas promesas como son Pokerbusters y otros equipos que están disociados ya como Spades, Next gen, Zebras y Smokers (entre otros), siendo este tiempo el "boom" para el jugger en Madrid; cuando los campos se colapsaban y era más difícil jugar que descansar. Fue en este momento cuando se empezó a pensar en formar una asociación deportiva que nos representara a todos y bajo la cual pudiéramos tener una organización común a la hora de aunar material, dar a conocer el jugger al resto de la comunidad y a la hora de organizar torneos.

Con el tiempo,el sudor y el esfuerzo de unos pocos se llevaron a cabo los papeleos (que no fueron pocos) y se decidieron los cargos para los diferentes puestos de una asociación (presidente, vicepresidente, secretario, tesorero, y posteriormente comisión de árbitros y otras comisiones no menos importantes bien conocidas por la asociación como el de EyT). Así se consolidó legalmente la AMJ o Asociación Madrileña de Jugger.

Tras ésto, se produjeron cambios en varios equipos; las nuevas corrientes desaparecieron y gente de Pokerbuster y Smokers se aunaron para formar Juggermeister, disociándose por completo los Smokers. Junto con estos cambios surgió un nuevo equipo, los Metal Huargos, que trajo aire fresco a los antiguos equipos (cansados de jugar entre ellos domingo tras domingo) aportando la potencia y calidad que conlleva formar parte del jugger en Madrid.

Actualmente, a parte de Juggermeister, Metal Huargos, Pokerbuster (ocasionalmente) y Spuggers, acude a los entrenamientos gente nueva en pos de formar un equipo nuevo, unirse a otros, al igual que gente que acude en grupos con equipos ya formados, que esperemos preserven su espíritu y consoliden un equipo asiduo a los entrenamientos y torneos que se realicen.

A las espaldas de estos 3 años, los juggers madrileños han participado en torneos por toda España y han realizado sus torneos (las "Atún Cup" y "Buitrago Cup"), confluyendo en ellas gente de Valencia, Murcia, Zaragoza, Lleida, Ciudad Real... A parte, han realizado exhibiciones y jornadas de enseñanza en diferentes eventos e institutos y conservan aún muchas fuerzas para seguir haciendo del jugger en Madrid un deporte en expansión y un foco que aporte calidad y espíritu deportivo al panorama nacional.

Por último, entre los madrileños y sus equipos se auna un gran palmarés en cuanto torneos se refiere, teniendo campeones en los nacionales de Zaragoza, subcampeones en los nacionales de Valencia, 3º puestos en Valencia y finalistas (entre los 8 primeros) en casi todos los torneos hasta la fecha. Pero sin duda, lo que más caracteriza a un jugger madrileño es sus ganas de jugar, de pasárselo bien allá donde vaya y sobre todo su incombustible energía para hacer del jugger una experiencia deportiva y social donde la victoria nunca premie ante la deportividad, el "buen rollo" y la sensación de plenitud que aporta jugar limpio, jugar bien y que todos sepan que un jugger de Madrid, es un jugger ejemplar.

Esto se refleja perfectamente en el lema de nuestra querida AMJ: ¡TODO MADRID!